Saltar al contenido

La Virgen María

«Hágase en mí según tu Palabra»

La Virgen, es la madre de Cristo, de la Iglesia y nuestra Madre.

Nacimiento de la Virgen Maria

Nada nos dice el Nuevo Testamento sobre el nacimiento de María, aunque se cree que fue Nazaret, Galilea, 15 ó 20 años antes del nacimiento de Cristo, sin embargo, existe otra corriente, en Oriente, que sitúa el nacimiento de la Virgen en Belén.

Sus padres, según la tradición, fueron Joaquín y Ana. Todo lo que sabemos de su natividad esta basado en la leyenda y se sobre ello se nos habla en el evangelio apócrifo de Santiago, según el cual Ana, su madre, se casó con un propietario de ovejas llamado Joaquín, galileo de Nazaret. Descendía de la familia real de David. Llevaban ya veinte años de matrimonio y el hijo tan ansiado no llegaba, incluso era increpado en el templo, pues en aquella época se tenía a las personas estériles por parias.

La Iglesia recordamos el día del nacimiento de la Virgen María cada 8 de setiembre. Inicio del calendario bizantino.

Celebramos la Inmaculada Concepción de María el 8 de diciembre por obra de Jesucristo, La Virgen fue concebida sin pecado original.

Fue en el año 1854 cuando el Papa Pío IX, precisamente un 8 de diciembre, cuando, por Bula dogmática, y con el consentimiento de todo el Episcopado católico, definió solemnemente como artículo de fe la Concepción Inmaculada de la Santísima Virgen.

Fundamento Bíblico de la Inmaculada Concepción

La Biblia no menciona explícitamente el dogma de la Inmaculada Concepción, pero la Inmaculada Concepción se deduce de la Biblia cuando se analiza la procedencia de las palabras utilizadas en las escrituras para referirse a la Virgen María.

El primer pasaje que contiene la promesa de la redención (Genesis 3:15) menciona a la Madre del Señor.  Es el llamado Proto-evangelium,

Del Evangelio según San Lucas (Lc 1,26-38)

Dios envió al Arcangel San Gabriel Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo»

El Papa Francisco hace referencia a este Evangelio para hablar de la Inmaculada Concepción:

«Y la Virgen no se alejó nunca del amor hacia Dios, toda su vida, todo su ser es un sí a Dios», refirió.

«Pero no fue ciertamente fácil para ella» -dijo el papa Francisco-, cuando el Ángel la llama «llena de gracia», ella queda «muy turbada» porque en su humildad se siente nada ante Dios.

En este mismo evangelio de San Lucas María recibe la anunciación de que será la madre de Cristo con mucha humildad pues se reconoce insuficiente para Díos.

En el año 431 en el Concilio de Efeso se confirma la devoción a María madre de Dios convocado durante el pontificado de Celestino I.

Madre de nuestra

En el Evangelio de San Juan (19, 25-27): Jesús, al ver a la Madre y junto a ella al discípulo que más quería, dijo a la Madre: «Mujer, ahí tienes a tu hijo». Después dijo al discípulo: «Ahí tienes a tu madre». Y desde aquel momento el discípulo se la llevó a su casa.

Asunción de la Virgen

Fiesta que celebramos el 15 de agosto y dogma de fe por el que los católicos creemos que María fue elevada en cuerpo y alma a los cielos, desde donde vela por nosotros.

Dicho dogma de fe fue proclamado por Pio XII el 1 de noviembre de 1950 en la Constitución Munificentisimus Deus.

Debemos aclarar que asunción no es lo mismo que ascensión que se refiere a Cristo, ya que en el caso de la Virgen fue elevada por Dios al Cielo.

Apariciones de nuestra Señora

Laus (Francia), 1664:

La Virgen se aparecía en una villa de los Alpes a Benoite Rencurel joven pastora a la que se le presentó María con el niño.

Paris (Francia), 1830:

Catalina Lauburé, joven novicia de las Hijas de San Vicente Paúl .

Lourdes (Francia), 1858:

La Virgen María se aparece a Bernadette Soubirous

Fátima (Portugal), 1917:

En la misma línea que otras apariciones marianas, tuvo su origen en los testimonios de tres pastores, llamados Lucía dos Santos, Jacinta y Francisco Marto.